JUGAR CON UN ZURDO (SIENDO DIESTRO)

Jugar con un zurdo (siendo diestro)  En este artículo vamos a tratar lo que supone jugar con un zurdo siendo diestro.  Algo tan habitual como jugar con un zurdo tiene varias particularidades. Desde un punto de vista táctico es muy positivo ya que ambos jugadores juegan de revés y entran en el centro de la pista con la derecha, con lo cual la naturalidad en los golpes de ataque es mucho mayor, ya que en los remates y en las voleas se trabaja normalmente con la derecha.  Así, el de la derecha no es quien prepara el punto, sino que ambos jugadores pueden en un momento determinado trabajar el punto y por otro lado acabarlo. En la práctica se habla de revés cuando es el jugador que se ubica en el cuadrante izquierdo de la pista y drive cuando se ubica en la derecha, aunque ambos entren en el medio con el revés.  Así el zurdo será un drive atípico y el diestro en este caso será el revés. Defensivamente, muchas pelotas en el medio, que normalmente son del revés, como la típica bola complicada que va al medio con gran efecto o pelotas a gran ritmo, dejará de ser del revés pasando a ser claramente del “drive” zurdo, algo que aliviará el desgaste del jugador diestro, además de defender con más posibilidades esas pelotas complicadas. Una de las complejidades que pueden surgir jugando con un zurdo, es la falta de adaptación, sobre todo para jugadores de revés que son pegadores, ya que, salvo que se encuentre con un drive zurdo sin demasiada pegada, puede resultar determinadas pelotas si no está habituado un choque de “trenes”. Es decir, al no estar acostumbrado, entrará en bolas que al jugar con un zurdo, no son habituales. Pero bueno, esto a veces pasa al contrario, siendo el zurdo el que invade al revés diestro. En el pádel profesional no es algo habitual estos errores, pero lo pudimos ver el 2014 en la pareja formada entre Poggi y Alex Ruiz donde ambos jugadores iba muy bien en el remate y en más de una ocasión ambos, con parte de razón, trataron de rematar a la vez, en lo que debió ser claramente un error de comunicación. Es importante en este sentido tener claramente las “rayas” delimitadas y saber de dónde viene la pelota. Es decir, en principio la regla es clara, el centro lo cubre el jugador que recibe la pelota de su cruzado, es decir, si la pelota la golpea el drive de la otra pista, será el zurdo el que tape esa bola y si es el revés, será el diestro. Esto es la teoría, ya que obviamente si uno de los dos jugadores defiende mucho mejor que el otro pues obviamente el centro deberá tomarlo él, salvo que sea claramente cruzado el golpe, sea zurdo o diestro.  Lo mismo sucede con el ataque, si un jugador es muy pegador o ataca mucho mejor, obviamente el pegador se impondrá en el centro con su remate siempre que sea evidente. Así es muy importante la comunicación, para evitar choques o golpes innecesarios. Jugar con un zurdo de primeras debe ser una ventaja, pues el centro que es en donde más se desarrolla el juego está mejor cubierto, tanto en ataque como en defensa y con una buena comunicación, los inconvenientes serán menores. El zurdo además suele sacar muy bien y los efectos complican mucho a los rivales, ya que son contrarios a los de un diestro, por lo que en el pádel amateur suelen hacer bastante daño a sus rivales. Asimismo muchas veces también sufren más y sobre todo no suele gustarles jugar contra otros zurdos. Hay algún zurdo jugando con un drive en la izquierda, sobre todo en iniciación, por lo que aconsejamos el cambio ya que ambos jugadores cubrirán el medio con el revés, algo que no es tan aconsejable y sobre todo que desperdiciarán una ventaja competitiva. Otro caso, es el que ya comentamos en su día, de las parejas formadas por dos zurdos, como es la del WPT formada por Nacho González Gadea y Juan Cruz Belluati, que siendo dos zurdos, es inevitable que uno juegue en el “revés”. Es muy recomendable jugar con zurdos y por eso os animamos a que no os rindáis la primera vez porque suele haber problemas de adaptación pero a la larga seguro que no querrás jugar con diestros Publicado por Giovinco el 15 enero 2016 y archivado en Clases de padel, Flashpadel.

16.01.2016

En este artículo vamos a tratar lo que supone jugar con un zurdo siendo diestro. 

Algo tan habitual como jugar con un zurdo tiene varias particularidades.

Desde un punto de vista táctico es muy positivo ya que ambos jugadores juegan de revés y entran en el centro de la pista con la derecha, con lo cual la naturalidad en los golpes de ataque es mucho mayor, ya que en los remates y en las voleas se trabaja normalmente con la derecha. 

Así, el de la derecha no es quien prepara el punto, sino que ambos jugadores pueden en un momento determinado trabajar el punto y por otro lado acabarlo.

En la práctica se habla de revés cuando es el jugador que se ubica en el cuadrante izquierdo de la pista y drive cuando se ubica en la derecha, aunque ambos entren en el medio con el revés. 

Así el zurdo será un drive atípico y el diestro en este caso será el revés.

Defensivamente, muchas pelotas en el medio, que normalmente son del revés, como la típica bola complicada que va al medio con gran efecto o pelotas a gran ritmo, dejará de ser del revés pasando a ser claramente del “drive” zurdo, algo que aliviará el desgaste del jugador diestro, además de defender con más posibilidades esas pelotas complicadas.

Una de las complejidades que pueden surgir jugando con un zurdo, es la falta de adaptación, sobre todo para jugadores de revés que son pegadores, ya que, salvo que se encuentre con un drive zurdo sin demasiada pegada, puede resultar determinadas pelotas si no está habituado un choque de “trenes”. Es decir, al no estar acostumbrado, entrará en bolas que al jugar con un zurdo, no son habituales. Pero bueno, esto a veces pasa al contrario, siendo el zurdo el que invade al revés diestro.

En el pádel profesional no es algo habitual estos errores, pero lo pudimos ver el 2014 en la pareja formada entre Poggi y Alex Ruiz donde ambos jugadores iba muy bien en el remate y en más de una ocasión ambos, con parte de razón, trataron de rematar a la vez, en lo que debió ser claramente un error de comunicación.

Es importante en este sentido tener claramente las “rayas” delimitadas y saber de dónde viene la pelota. Es decir, en principio la regla es clara, el centro lo cubre el jugador que recibe la pelota de su cruzado, es decir, si la pelota la golpea el drive de la otra pista, será el zurdo el que tape esa bola y si es el revés, será el diestro.

Esto es la teoría, ya que obviamente si uno de los dos jugadores defiende mucho mejor que el otro pues obviamente el centro deberá tomarlo él, salvo que sea claramente cruzado el golpe, sea zurdo o diestro. 

Lo mismo sucede con el ataque, si un jugador es muy pegador o ataca mucho mejor, obviamente el pegador se impondrá en el centro con su remate siempre que sea evidente.

Así es muy importante la comunicación, para evitar choques o golpes innecesarios. Jugar con un zurdo de primeras debe ser una ventaja, pues el centro que es en donde más se desarrolla el juego está mejor cubierto, tanto en ataque como en defensa y con una buena comunicación, los inconvenientes serán menores.

El zurdo además suele sacar muy bien y los efectos complican mucho a los rivales, ya que son contrarios a los de un diestro, por lo que en el pádel amateur suelen hacer bastante daño a sus rivales. Asimismo muchas veces también sufren más y sobre todo no suele gustarles jugar contra otros zurdos.

Hay algún zurdo jugando con un drive en la izquierda, sobre todo en iniciación, por lo que aconsejamos el cambio ya que ambos jugadores cubrirán el medio con el revés, algo que no es tan aconsejable y sobre todo que desperdiciarán una ventaja competitiva.

Otro caso, es el que ya comentamos en su día, de las parejas formadas por dos zurdos, como es la del WPT formada por Nacho González Gadea y Juan Cruz Belluati, que siendo dos zurdos, es inevitable que uno juegue en el “revés”.

Es muy recomendable jugar con zurdos y por eso os animamos a que no os rindáis la primera vez porque suele haber problemas de adaptación pero a la larga seguro que no querrás jugar con diestros

Publicado por Giovinco el 15 enero 2016 y archivado en Clases de padel, Flashpadel.