La importancia de la hidratación en el pádel

10.07.2013

Llegó el calor y con él muchos torneos de pádel.

A veces nos toca jugar a horas en las que se superan los 30º, corriendo el riesgo de deshidratarnos a causa de las altas temperaturas, por lo que es de vital importancia una buena hidratación para rendir al máximo nivel.

 

 

 

El resultado final de un torneo de pádel se decide por pequeños detalles, a veces técnicos o tácticos, y otras veces por un bajón físico. Este agotamiento físico puede ser ocasionado por no tomar el líquido que necesita nuestro organismo, de ahí que la hidratación en el pádel sea un aspecto que tenemos que tener siempre presente.

¿Qué es la hidratación?

La hidratación es el proceso mediante el cual se agrega o adiciona líquido a un compuesto, a un organismo o a un objeto. Cuando hablamos de hidratación es inevitable nombrar y hablar del agua, el componente más abundante de nuestro cuerpo, más de un 65% de nuestro organismo es agua. 

Ahora bien, ¿cómo podemos hidratarnos bien para la práctica deportiva? ¿Qué tengo que beber antes de un partido de pádel? Una vez empezado el partido, ¿qué puedo hacer para no deshidratarme? ¿Qué síntomas nos avisan de que nuestro cuerpo empieza a deshidratarse? A todas estas preguntas trataremos de encontrar respuesta en las siguientes líneas.

Síntomas de deshidratación

La deshidratación es la carencia de líquidos corporales necesarios para que el organismo cumpla con sus funciones normales a un nivel óptimo. Existen de síntomas y señales que acompañan a la deshidratación, los cuales tenemos que evitar, no obstante, si aparecen y los reconocemos tendremos que tomar una serie de medidas. Uno de esos síntomas es la sed, la cual se produce cuando ya hay el 1% o 2% de pérdida de líquido corporal. Muchas personas tienen el sentido de sed reducido, lo que provoca que se deshidraten sin darse cuenta y sin sentir sed.

Otra manera de identificar si hay deshidratación es el color de la orina, ésta debe ser cristalina o de un amarillo pálido. Una orina oscura puede ser síntoma de que no se está tomando suficiente líquido. Otros síntomas que acompañan a la deshidratación son la sequedad en la boca, piel seca y enrojecida, dolor de cabeza, fatiga e impedimento físico, aumento de la temperatura corporal, pulso rápido y débil, bloqueo entre la mente y el cuerpo, mareos y desvanecimientos.

La hidratación previa al partido de pádel

Aunque una alimentación e hidratación óptima no te convierte automáticamente en un campeón, sin ellas no puedes aspirar a serlo ni rendir de la forma adecuada, por eso, tenemos que considerar una serie de puntos de cómo hidratarnos correctamente para no bajar nuestro rendimiento en la pista. Tenemos que hidratarnos antes, durante y después de la competición. Es muy importante la hidratación previa, ya que si no la hacemos podemos llegar con un principio de deshidratación al comienzo del partido. Aunque cueste creerlo, suele pasar con bastante frecuencia incluso dentro de los profesionales.

 Es recomendable tomar de 400 a 600 ml de agua o bebida isotónica dos horas antes del ejercicio, para empezar con unos niveles óptimos de hidratación. Si nunca hemos tomado una bebida deportiva es aconsejable que probemos en los entrenamientos, nunca hacerlo el día de competición, ya que nos puede ocasionar problemas digestivos.

A partir de esas dos horas antes del ejercicio hay que beber cada 20 minutos hasta el comienzo del partido pequeños sorbos de agua. Beber aunque no se tenga sed, hasta llegar al punto de hacerlo parte de nuestro ritual previo al partido.Es muy común ver a deportistas (futbolistas, tenistas, jugadores de pádel…) llegar con suficiente antelación al escenario del partido y realizar el típico paseo de reconocimiento del lugar con la botella en la mano. Hay deportistas a los que les gusta tomar café antes de las competiciones, éste favorece la deshidratación, así que tenemos que tener cuidado y no abusar de él.

La hidratación durante y después del partido

Durante el partido tenemos que aprovechar los descansos para rehidratarnos, ya sea con agua o con bebida isotónica. El líquido debe estar frío, sobre los 15º y 20º, para facilitar la absorción y evitar problemas intestinales. Hay quien prefiere beber primero bebida isotónica y acto seguido agua fría, para evitar la sensación de dulzura que deja en la boca el líquido isotónico.

Si hace mucho calor y nos notamos una temperatura corporal alta nos podemos poner paños o una toalla con hielo sobre la nunca y las axilas para bajar la temperatura corporal. También podemos apoyar las manos sobre las rodillas, bajar un poco la cabeza y echarnos agua fría por la nuca, como hacen los atletas cuando llegan a meta, ya que se consigue bajar la temperatura del cuerpo rápidamente.

Tras la finalización del ejercicio es muy importante rehidratarse inmediatamente, mediante agua, bebida isotónica y con carbohidratos de asimilación rápida, ya sea en forma líquida o sólida. Hay autores que opinan que hay que ingerir más líquido que el perdido, para ello, es suficiente con pesarnos antes y después del ejercicio y comprobar cuánto hemos perdido y lo que tenemos que recuperar y sobrepasar un poco.

Para aquellas personas que no le guste comprar bebidas isotónicas comerciales, ya sea por sabor, precio o cualquier otro motivo, a continuación os decimos cómo prepararnos nuestra propia bebida isotónica casera, muy fácil de realizar e ideal para rehidratarnos después de un partido de pádel.

Las bebidas isotónicas han entrado a formar parte de la dieta de muchos deportistas. Para la gran mayoría se trata de algo totalmente natural y cotidiano, pero nosotros en esta ocasión queremos aclarar algunos puntos sobre las bebidas que encontramos en el mercado, además de ofrecer una receta para elaborar nuestra propia bebida isotónica en casa, ya que nos ahorraremos dinero y controlaremos en todo momento los ingredientes que estamos utilizando.

Antes de nada es necesario que tengamos clara la funcionalidad de este tipo de bebidas, y es que nos aportan minerales y glucosa para reponer lo que perdemos a través del sudor y el esfuerzo a la hora de realizar deporte. Es un aporte rápido de estos nutrientes mientras estamos realizando deporte, de modo que nunca disminuyamos los niveles de electrolitos y evitar así un mal funcionamiento muscular. Es cierto que este tipo de bebidas están recomendadas para personas que realizan ejercicio de alta intensidad, es decir, que permanecen por lo menos una hora realizando deporte a un ritmo medio-alto.

A pesar de todo existen muchas personas que echan mano de las bebidas isotónicas aunque su actividad sea reducida y muy esporádica. Esta práctica no es para nada perjudicial, ya que se trata de bebidas inofensivas para el organismo, pero la mayoría de preparados que encontramos en el mercado contienen infinidad de colorantes y aromas que en muchos casos es mejor evitar siempre que podamos. Por ello en esta ocasión queremos recomendar la realización de una bebida isotónica casera que nos ayudará a reponer minerales mientras practicamos ejercicio.

Para la realización de esta bebida isotónica lo que utilizaremos como base será el agua, ya que es uno de los mejores reconstituyentes para las personas que practican deporte, aunque en muchos casos el aporte mineral que nos brinda no es suficiente si lo que queremos es obtener buenos resultados. Por ello le añadiremos otros ingredientes. Para comenzar lo que haremos será echar mano de un litro de agua del grifo o mineral que debemos hervir y acto seguido añadir estos ingredientes.

En primer lugar echaremos una cucharada de postre de bicarbonato sódico, dos cucharadas soperas de azúcar, una cucharilla pequeña de sal marina sin refinar, ya que necesitaremos el yodo que nos aportará. Junto a esto debemos añadir también el zumo de uno o dos limones o de naranja, aunque en este punto podemos añadir el zumo de la fruta que más nos guste, pues no debemos olvidar que a pesar de ser una bebida reconstituyente no tenemos por qué beberla a disgusto.

Todos los ingredientes que añadiremos serán de origen totalmente natural, lo que nos ayudará a mantener una salud en perfectas condiciones y más cuando el organismo más lo necesita. Preparar esta bebida isotónica además de sano y rápido, es barato, ya que apenas nos costará dinero su realización, y en los tiempos de crisis que corren no es nada desdeñable. 

Fuente: vitonica.com